Evitar navegación.
Principal
rincón del bocachancla

Aníbal (3ª parte)

Imagen de Urichuqui

Capítulo IX. 27/06/2017

Estamos recuperado nuestra relación, más o menos, ya que ahora mismo tú estás en la playa con los abuelos y yo no. Es raro, un día grabé un video donde te preguntaba “¿Quién viene?” y tu respondías un “abuelo… abuela” casi perfecto, y lo mandé emocionadísima… y parece ser que era yo la única que no te había oído.
 photo P4150061.jpg

Te has hecho mucho más vago con eso de hablar y con un “ela” ya te basta y te das por entendido. Es divertido lo del habla porque una vez aprendes algo, te da muy igual que te digamos que eso no es así, apuntas maneras como cabezota. Empezaste a nombrar a Naia clarísimamente, yo pensaba que a Homer no le tenías en tu radar porque no le nombrabas nunca, hasta que un día en un paseo, Homer se quedó atrás en una sombrita y tú te diste la vuelta gritando “Naya, naya” e intentabas levantarlo… pensaste que lo íbamos a dejar ahí y fuiste a recuperar a tu manada. Por tanto tenías claro qué era una “naya”, esos seres peludos que viven en tu casa, y daba igual cuantas veces te corrigiéramos y te dijéramos que ese era Homer, tú repetías “naya”, y te faltaba decir “y punto”. Ahora ya te sabes los dos nombres, pero sigue pasando con el “guauguau”, cada vez que lo dices te corregimos y te decimos que son perros, a lo que tu repites “guauguau” y yo escucho además un “so cansinos”.

 photo 797b5af8-2a87-44fb-bb39-dcb2fd7b9f95.jpg

Si, ya dices papá y mamá, con todo su sentido y bien aplicado, hasta preguntas a uno por el otro… pero es que desde el último post quizá lo del habla sea lo que más ha evolucionado. Muchísimas cosas tienen nombre, ya haces proto-frases, te expresas por el habla mucho más que por gestos… Lo malo es que cuando decías pocas cosas las entendíamos todas y ahora no hay quien te entienda. A veces repites algo con mucha gana, incluso te cabreas y te enrabietas, pero no conseguimos saber qué quieres. Pasas por esa fase, que también recuerdo de tu primo Adri, donde pareces decir "puto" o "puta" en casi todo lo que dices... pelota, bota, puerta, Pluto, gusta... Te lo consiento de momento, pero no te acostumbres.
 photo P5250010.jpg

Te obsesionaste con una grúa que estaba trabajando aquí al lado, y lo decías muchísimo, toda tu obsesión era bajar a la calle a ver la grúa, o que el abuelo te asomara a la ventana para verla… Ahora está pasando con los aviones, ¡los ves todos! No sé si vas mirando siempre para arriba, o tienes un radar. También con los autobuses, gritas “tobús” como un loco en cuanto ves uno, aunque también te vale un camión o una furgoneta grande. Hace poco te subí en uno y te gustó mucho, pero más que por estar dentro, porque desde esas ventanas tan gigantes se veían muchos más camiones, y además ibas de pie, señalándolo todo y gritando… pobres de los demás pasajeros y del que tuviera que limpiar esa ventana.
 photo 1488213354322.jpg

Ahora lo que más te gusta del mundo es el agua, si por ti fuera estarías salpicando el día entero. Piscina y playa tardas un poco en lanzarte (o tardabas, ya veremos a la vuelta de tus vacaciones en Playa Honda-Cartagena), pero todo lo que sea regar, trasvasar, fumigar, verter… te rechifla, y te empuñetas mucho si no te dejamos… maldita Peppa Pig y su saltar en los charcos… Lo bueno es que ya estamos en veranito y lo puedes hacer sin problemas.
 photo P6180844.jpg

Comer sigues comiendo muy bien, aunque vamos descubriendo cosas que rechazas, en el cumple de tus primos descartamos el maíz dulce para tus ensaladas, por ejemplo (debe ser que sabe a fruta). Una se alegra menos de que amplies tu vocabulario cuando empiezas a decir "no gusta". Comes solo, con diferentes grados de atino en función de la consistencia del alimento, pero bastante bien. Con el dormir habíamos hecho grandes avances, pero parece que estas vacaciones los han volatilizado. Te duermes solo, pero necesitas tener a alguien cerca un rato muuuy largo para protestar, dar vueltas y pedir agua muchas veces. Los abuelos me contaban por teléfono que ahora cuando dices “dormir” te vas a la cama a pegar brincos como un loco… ya te contaré en que queda eso.
 photo P4150040.jpg

Llevamos sin verte una semana. No nos ha dado tiempo a echarte de menos en plan padres despechados, pero si es cierto que veo los videos que nos mandan tus abuelos y tíos y me parece que estás cambiando mucho, que hasta en una simple semana en tu vida, podemos estar perdiéndonos un montón de cosas superimportantes. Sobre todo porque estás disfrutando tantísimo (o eso parece) que me gustaría estar allí para verte en directo. Me encanta que pases tiempo con tus primos y que te guste. Hasta ahora no eras muy de niños, siempre has jugado más a tu bola, o buscabas a los adultos para jugar, los niños no te decían nada… al menos los de tu edad, te hacía más gracia tu primo Sergio o nuestra amiga Azul, a la que llamas muchas veces. Parece que ahora te has aprendido el nombre de los tres, y creo que los echarás de menos. Mola mucho que os tengáis los unos a los otros.
 photo 892bf963-4888-49c7-8b86-9737beb5c340.jpg

Sin embargo a sus padres finges no conocerlos, cuando te han estado llevando a un montón de sitios en esta época de abandono paterno, ¡conoces la nieve gracias a ellos!. Tampoco me preocupa, no me cabe duda de que acabarás adorándolos, aunque de momento el galardón de tía molona lo tiene Yoli, que ya nada más verla dices “tés”, para que te lance por los aires después de contar uno y dos.
 photo 1489011097572.jpg

Físicamente te veo cada día más guapo. Parece ser que vas bajo de peso y talla, pero eso lo dicen los percentiles, en realidad estás espectacular en todo. Tienes las piernas arqueadas como tu padre, estamos esperando a ver si es significativo según crezcas, pero de momento te hace unos andares (y sobre todo unos “correres”) muy graciosos. Te hemos vuelto a cortar el pelo y estás guapo como te pongan. No sé cómo puedes haberte cocinado tan bien, con los ingredientes tan pobres de los que partías.
 photo IMG-20170519-WA0016.jpg

Lo que más me gusta son tus abrazotes... básicamente cuando te levanto por la mañana y estás tiernito, ya que al 100% de energía pasas de moñerías, como de los besos, que solo pones la cara para que te los den a ti. También que nos busques a nosotros cuando algo te asusta o te haces daño, buscando consuelo en pechito materno… o paterno, que suele ser el elegido más a menudo, por mucho que rabie tu madre. Ahora has empezado a fingir el llanto, y he de decir que mucho tienes que mejorar para poder ganarte la vida como actor… es que creo que ni te esfuerzas… haces un aaaah sin ganas que es pa verte. Tienes picardía, y un nivel creciente de cabezonería que esperemos que se estabilice pronto.
 photo IMG-20170414-WA0074.jpg

Lo peor es que has empezado a extrañar, antes te soltábamos en cualquier lado, con cualquier persona, y ahí te quedabas, tan a gusto. Ahora, incluso con gente que ya conoces necesitas un rato para soltarte. No te gusta que los desconocidos te digan cosas, pero a mí tampoco, que le vamos a hacer. Me encanta tu cara de vergüencita, te agarras las manos con los brazos estirados y haces una “o” muy rara apartando la mirada, ¡estás graciosísimo! Aunque es una pena que te pase, no le veo ninguna ventaja a ser vergonzoso. Tampoco me gusta que, a tu tierna edad, ya hemos dejado que te consuma el lobby televisivo... te apasionan Rayo McQueen, Mickey Mouse y demás amigos, La Patrulla Canina... gritas emocionado cuando los ves en cualquier sitio. Yo me he vendido y te he plantado un parche de la patrulla en un gorro para que te lo pongas... pero es que ¡ha funcionado! La carne de madre también es débil... que el dios ateo se apiade de tu consumista alma...
 photo 1498266276949.jpg

Con tu nombre progreso adecuadamente, el otro día tuve que darlo en la farmacia y flipé cuando me preguntaron cómo se escribía… pensé “ni que fuera tan raro” y me sorprendí a mí misma al hacerlo. No tengo claro si me gusta, pero suena tan bien de boca de tus primos… o incluso de la tuya, que ya dices algo parecido.
 photo 1497807876669.jpg

Vamos pasando niveles en este juego, el que nos viene por delante es quitar el pañal, que pinta taaan apetecible… de momento ya sabes qué es pis y caca y lo dices cuando ya lo has hecho… al parecer eso es una señal de que tenemos que empezar con esto… que pereza. Ya te contaré.
 photo P4141887.jpg

Capítulo X. 13/01/2018

Enero de 2018, si. Este post lleva escrito desde entonces, lo dejé para revisarlo y hasta hoy (04/10/2018), pero ya no lo puedo tocar, que me marco un G.R.R. Martin y la lío parda. Todo lo que haya que comentar se hará en la siguiente entrega, que ya se está cociendo. Disfrutad del viaje al pasado.

Acaban de pasar las navidades. Estas si he podido disfrutarlas contigo, en dos semanas de vacaciones no hemos parado, tus primos estaban en Móstoles y hemos ido casi a actividad diaria. Has hecho de campana en la actuación del cole, la abuela te hizo el traje de campana y te empecinaste en “no tero vestido”… vamos, que entraste al auditorio sin él. Menos mal que tu profe Nuria consiguió lo que nosotros no. Hemos comido churros y cantado villancicos en la plaza de Valdemoro, visto la decoración de Móstoles, de Alcalá, de Torrejón (dos veces), cortylandia, la cabalgata… Llegabas agotado cada día. El día de reyes conseguimos que abrieras los regalos poco a poco, jugando un poquito con cada uno. No creo que eso aguante más eventos, pero de momento hemos podido.

 photo 171220 CAMPANA OL002.jpg
 photo 180106 REYES OL098.jpg

También te lo pasas teta en la playa, hemos estado en julio, en septiembre y en diciembre, y a ti y Jaime os da igual el frío y lo que os echen, para vosotros no hay nada mejor que escapar de las olas. Para daros un chapuzón si necesitáis temperatura agradable, tontos no sois, y nadáis genial ambos. Tenéis millones de fotos juntos chapoteando en playas, piscinas… todo os viene bien. Sois muy parecidos, muy inquietos, muy ágiles, imposible que estéis sentados tranquilos jugando a algo. Mientras ellos están viviendo en Cartagena y yo sigo estrujando mi chollo de juntar libranzas, estamos haciendo muchas cosas juntos. Cada vez que vamos montamos excursiones o actividades diarias, lo pasáis genial. Probablemente tu tierno cerebro no lo retenga, pero ya se encarga tu madre de tener todo documentado para que no te falten imágenes.

 photo 171011 PLAYA HONDA OL530.jpg
 photo e9e62676-ad52-4f16-b7bb-4f511804ad48.jpg

La tele te pone en off. Es increíble como desconectas. No es una herramienta que nos guste usar, pero es indudablemente útil. Si hay que hacer cosas en casa, o un día estamos especialmente cansados, no hay nada como ponerte la tele y hacer un kit-kat de niño durante un buen rato (si esa expresión es demasiado ochentera y no la entiendes, lo googleas) Los 20 días que pasamos en el pueblo conseguimos que no vieras ni un minuto de tele, y realmente ni te acordabas de ella, no la pedías. Pero claro, allí es fácil, no tienes tiempo de aburrirte. Aguantaste varias semanas después de volver, hasta donde pudimos, pero ya has vuelto al vicio. Con dos añitos recientitos te tragas pelis enteras sin problemas. Ahí si te concentras, mira tú.

 photo 171207 GALEON OL069.jpg

Eres tan nuevito, y ya tengo la impresión de ir tarde en muchas cosas. Ya hablas castellano, lo entiendes, e imagino que debes pensar en base a él. Ya dices cosas como “tú no sabes, yo si sabo”, declinando verbos de manera inconsciente, sin saber que son irregulares. Vamos perdiendo el tren del bilingüismo a pasos agigantados. Sabes los colores (de hecho para ti Azul es un nombre, el color es blue), pero rechazas que te cuente cuentos o te hable en inglés porque no lo entiendes y te aburres. Intento ponerte la tele en inglés, pero está claro que no te atrae lo mismo, solo contestas al narrador de pocoyo cuando netflix cambia de capítulo y arranca en español, imagino que en inglés tan solo entretienes tu cerebro con colores y movimiento, y tampoco creo que eso beneficie en nada, sobre todo porque puedes coger manía al idioma que estropea tu entretenimiento favorito.

 photo 170805 CAMUNAS OL149.jpg

En el pueblo también disfrutas mucho, y yo disfruto el doble viéndote allí. Hemos dado muchísimos paseos, con y sin mochila. Has sido capaz de subir y bajar tu solo al pousadoiro, hizo falta toda la mañana, pero lo hiciste. Luego fuimos un día a la sierra con mis amigos, yo presumiendo de lo bien que andaba mi bebé por el monte, y me dejaste con el culo al aire en el primer minuto, no había quien te hiciera moverte. Pensaremos que tenías el día tonto, y no que fuera maldad pura. También has bailado en la orquesta, chapoteado en el río, jugado en la fuente, decorado el corral con tizas, saltado en los charcos… te escapabas a diario (varias veces) a casa de Josefa a ver a sus gatines. Al menos cuando te perdía de vista sabía dónde encontrarte. Si, alguna vez te pierdo de vista, sé que no debería pasar, pero lo pago con años de vida, con esos infartitos que me llevo.

 photo 170831 GUIMARA OL1175.jpg
 photo 170830 GUIMARA OL1104.jpg

Has celebrado tu segundo cumpleaños, lo hiciste junto con Sergio en un fiestorro a lo grande donde también estuvieron nuestros amigos. En un principio te agobió mucho todo aquello, pero luego te animaste y disfrutaste un montón. Te han regalado un patinete que te enamoró en el primer minuto y aún no has soltado, no sales de casa sin él. Bueno, reconozco que en casa también lo usas, tal vez por el poco cariño que tenemos a la vecina de abajo. Es increíble lo bien que te manejas, aún te falta el giro, pero ya empiezas a dominarlo. Te impulsas solo, subes los dos pies y te dejas llevar, eres un minicrack, muy a pesar de tu tío Deivid que ve cómo te haces skater y se le escapa un posible biker, porque lo de las dos ruedas no lo llevas nada bien, te atrae muy poquito, y eso que tienes un buen parque móvil. Ni quieres dar pedales al triciclo, ni aguantas 2 minutos seguidos sobre las motillos. Lo peor es que frenas con los pies y no vamos a ganar para zapas izquierdas.

 photo 171112 ANIBAL2 OL016.jpg

Por nuestra parte ya te hemos iniciado en el vicio de los juegos de mesa. Extremadamente sencillos, es muy complicado pillarte un rato que seas capaz de centrarte y completar una partida, pero ya lo vamos consiguiendo. E interés muestras. Poco a poco. De vez en cuando eres capaz de estar tú solo jugando a algo, durante muy breves periodos… parece que se vislumbra ese horizonte.

 photo af48a09d-b2fd-46d3-8217-ec1db9d640c4.jpg

Te gustan los perros, pero más todos los demás que los tuyos. Perro o gato que te cruzas y empiezas con el “quiero tocaaaaa”, me has convertido en esa gente que siempre he evitado, que interrumpe esos momentos de estar con uno mismo que son los paseos perrunos. Aun así, los tuyos también te gustan, tienes mucha pelea con Naia porque te chupa, le pilla tu carina justo a su altura y te pone fino, por mucho que te resistas. El otro día Homer el peluso se tumbó entre nosotros mientras jugábamos en el suelo, le abrazaste y le dijiste algo así como “me gustas, tu no tenes lengua”. Me crují de risa. Homer ya te hace más casito, dentro de que
nunca ha sido muy de moverse, y ahora viejo y sordo, mucho menos.

 photo 170830 GUIMARA OL1119.jpg

Con el pañal hemos ido hacia atrás, no sabemos cómo ha pasado, pero ya no hay manera de que te sientes ni en orinal ni el wáter, y eso que ya lo controlas perfectamente todo. Eres muy gracioso en tu momento all-bran, te pones hasta de puntillas, o te agachas, juntas las rodillas y abres los piés, y te mueves así por la habitación, pero siempre respondes que no si te preguntamos si te lo estás haciendo, aunque sea con la cara deformada por el esfuerzo. De hecho el pañal está seco por las mañanas y tienes la hora pillada justo al salir del cole para que el pastelito se lo quede mamá y no la profe.

 photo 171011 PLAYA HONDA OL491.jpg

Lo peor de esta etapa ha sido cuando la trastornada de tu pediatra te ha solucionado los problemas de fimosis a las bravas. Te dolió muchísimo en el momento, jamás te había visto gritar así, yo no sabía dónde meterme. Y peor aún fue que siguió igual durante tres o cuatro días, cada vez que hacías pis. Te ponías de puntillas, encogido con los puños apretados y gritabas, no querías ni que te tocáramos. Para echarte la pomada, a un ser de poco más de 10kg, hacían falta dos adultos ejerciendo un placaje extremo, mientras tú gritabas “no kero pene”. Ya pasó, si te sirve de algo, hemos sufrido todos.

 photo 171209 CALBLANQUE OL519.jpg

Lo mejor de esta etapa son tus razonamientos autónomos, tienes ideas propias y las expresas. Hasta ahora tu habla era más un repetir cosas aprendidas, mientras que ahora generas tus propias historias, tomas decisiones, que en el mejor de los casos acaban con un “¿valeeee?” y en el peor con un “Uhm” con morritos y cruzado de brazos. Bueno miento, el peor es una pataleta incontrolable, pero afortunadamente no pasa mucho (aún). También me encanta ver cómo te relacionas con otros niños. Vosotros no tenéis convenciones sociales que os obliguen a saludaros cuando os veis, simplemente os reconocéis y empezáis a jugar… o a quitaros los juguetes y pelearos, según el día. Me chiflan vuestras conversaciones, con pocas palabras pero tremendamente efectivas. Es genial verte jugar con tus primos y primas, aunque dure muy poquito antes de que alguno salga llorando, que además sueles ser tú, probablemente por tu hijouniquismo, no estás endurecido ni formado en la batalla.

 photo 171207 SESION OL081.jpg

Vale, reconozco que también me gustan los breves momentos en los que vas de peluchito achuchable y mimosón. Se reducen básicamente a levantarte por las mañanas y atarte al cuello, y a salir de la ducha, con tu fingido “teno fío, teno fío” para que te abrace fuerte con la toalla. Me aprovecho de ti en esos momentos de debilidad. De momento no tienes problemas en dar besos y abrazos a todo el mundo cuando se te pide, ya veremos si no aprendes a rechazarlo viendo a tus padres, como has aprendido que los petardos dan miedo viendo a tus perros. Continuaremos informando.